7 consejos para conducir una moto en invierno

Llega el frío y el invierno se acerca. Aunque el tiempo no nos acompañe, no debemos aparcar la moto hasta la llegada de la primavera. Simplemente debemos tener en cuenta unas condiciones meteorológicas distintas y saber cómo conducir en cada ocasión. Os dejamos unos consejos útiles para disfrutar de la moto en los meses más fríos que como bien sabes es un momento perfecto para disfrutar de paisajes impresionantes. Aprovecha estas fechas para una buena ruta motera y si quieres probar alguna de nuestras motos en alquiler estás en el sitio adecuado.

Usa un buen equipamiento.

Tener todas las protecciones es muy importante porque, además de salvarnos la vida en caso de accidente, también nos proteger de las condiciones climáticas adversas. Entre el equipamiento debemos contar con: guantes de caña larga para el frío, chaqueta motera o cortavientos con varias capas de ropa debajo, botas de moto impermeables y cálidas, pinlock para el casco (evitará que se empañe el visor) y comprobar que las ruedas están correctamente o, en su caso, cambiarlas.

Entra en calor.

Asegúrate de no sentir frío en tu cuerpo antes de montar en tu moto para mantener una buena temperatura en el viaje. Procura atender especialmente el calor de tus manos, pies y cuello, ya que son los principales transmisores de temperatura en tu cuerpo.

¡Cuidado con las bufandas!

Las bufandas pueden atorarse con la rueda de la moto y provocar un accidente. No olvides sujetarla debajo de tu cazadora y asegurarla cerrando la cremallera para no pasar un mal momento o usa un cuello térmico en su lugar.

La lluvia

La lluvia disminuye tu visibilidad y el exceso de agua hace que disminuya el agarre de los neumáticos al asfalto. Cuando tienes menos control sobre lo que ocurre tienes que ser más precavido: conducir a menor velocidad te dará más tiempo de reacción.

Evita frenar encima de las líneas blancas.

Otro consejo indispensable y que está muy relacionado con el punto anterior y que también descubres el primer día que te subes a una moto: no pises una línea blanca. Son como conducir encima del cristal. Eso cobra más importancia en invierno ya que la calzada suele estar más húmeda. Intenta evitar frenar encima de una de ellas y ten especial cuidado con los pasos de cebra.

Movimientos suaves.

No realices ninguna maniobra brusca ya que, por las condiciones dadas, no tienes control absoluto de cómo reaccionará tu moto. Mantén la distancia con otros vehículos para asegurarte el tiempo de frenada. El freno ABS de moto es ideal para las lluvias ya que evita que tus ruedas queden bloqueadas en caso de frenadas repentinas.

Neumáticos.

son los que garantizan el agarre de la moto. Con el paso del tiempo los surcos del neumático se erosionan provocando una menor capacidad de agarre.

Comentarios

Sé el primero en comentar en “7 consejos para conducir una moto en invierno”